Pastís de pastanaga (carrot cake)

pastis pastanaga

pastis pastanaga

Dice el blog Velocidad Cuchara que esta receta es la mejor del mundo para hacer un carrot cake o bizcocho de zanahoria; y no los desmentiremos! Estamos muy sorprendidos de su resultado porque la elaboración no puede ser más rápida y fácil y se obtiene un bizcocho esponjoso y delicado (y buenísimo). Hemos variado algunas cantidades de la receta original que para nosotros tenía demasiado azúcar y aceite pero hemos seguido todos los pasos. Alucinaréis con el resultado!


Ah! es importante, para cualquier pastel, el tamaño del molde utilizado. En esta ocasión hemos usado un desmoldable de 26 cm pero sería más adecuado uno de 24. En todo caso aquí us dejamos un post del blog Directo al Paladar donde encontraréis como recalcular los ingredientes de una receta para adaptarla a vuestro molde.

También es esencial conocer como funciona vuestro horno porque ninguno es igual y el tiempo que se propone es orientativo. Por ejemplo el nuestro calienta arriba y abajo y para garantizar que los pasteles se cuecen de forma homogénea lo que hacemos es taparlo cuando lo metemos al horno con la tapa de una sartén (quitando el mango de plástico) y al cabo de 15-20 minutos abrimos y retiramos la tapa- Lo cocemos a 150º. Va, nos dejamos ya de rollos y vamos a por la receta!

Ingredientes (para un molde de 24 cm)

350 gr de zanahoria ya pelada
3 huevos
220 gr de azúcar (ya sabéis, utilizamos panela)
media vaina de vainilla
200 gr de aceite de oliva
350 gr harina
1 cucharada de postre de levadura
2 cucharadas de postre de bicarbonato sódico
2 cucharadas de postre de canela en polvo
1 cucharada de postre de jengibre fresco rallado

Para el relleno o cobertura

1 terrina de queso de untar Xanceda
50 gr de azúcar panela (molido tipo glass)

Preparación

Con Thermomix:

Ponemos a calentar el horno y engrasamos con mantequilla el molde
1.- Troceamos la zanahoria y programamos 8 segundos velocidad 5. Reservamos

2.- Ponemos en el vaso los huevos, el azúcar y los granitos de la vaina de vainilla (la abrís y los retiráis con la punta de un cuchillo) Mezclamos 30 segundos velocidad 5
3.- Añadimos el aceite y las zanahorias y mezclamos 10 segundos velocidad 4
4.- Añadimos la harina, el bicarbonato, la canela y el jengibre y mezclamos 20 segundos velocidad 6.
5.- Ponéis la masa en un molde redondo y al horno. Nosotros lo tenemos bien bien 40 minutos. Para saber si está listo lo pincháis con palillo en el centro y estará cuando salga limpio.
6.- Lo dejáis enfriar sobre una rejilla y pasados 10 minutos lo desmoldáis.

Relleno o cobertura

Ponéis el azúcar y el queso y mezcláis 20 segundos velocidad 4

7.- Cuando el pastel se haya enfriado lo abrís por la mitad y lo untáis con la mezcla de queso o bien lo ponéis directamente por encima, como hemos hecho con el de la foto.

Y si no tenemos Thermomix?!

¡No cunda el pánico que se puede hacer igual!

Ponemos a calentar el horno y engrasamos con mantequilla el molde
Rallamos la zanahoria
En un bol batimos el azúcar con los huevos y la vainilla hasta obtener una crema lisa
Añadimos el aceite y la zanahoria rallada y mezclamos
Tamizamos la harina y le añadimos el bicarbonato, la canela y el jengibre y lo añadimos con cuidado a la masa. Es mejor hacerlo con movimientos envolventes, de abajo a arriba y mejor si la harina la añadimos a poco a poco.
El resto de pasos son los mismos que con la Thermomix.

Os garantizamos un delicioso pastel de zanahoria, lo repetiréis! (en dos semanas lo hemos hecho tres veces, qué vicio!)

Por cierto, ¿ya os habéis apuntado a recibir nuestra cesta ecológica en casa?